Entrevista: Experiencias de mujeres brigadistas de salud durante la revuelta en Chile

 

Las dinámicas del conflicto entre manifestantes y las fuerzas represivas del Estado, a partir del 18 de octubre del 2019, sumadas a un sistema de salud deficiente, vieron surgir, desde el corazón de la protesta, a un sinnúmero de brigadas autoconvocadas para prestar primeros auxilios y atención de urgencia en las calles. Miles de voluntarixs, profesionales, y estudiantes se han desplegado en las múltiples protestas del país que se alzan para desafiar la dictadura de Sebastián Piñera, buscando amparar a lxs heridxs de su despótico régimen. Abastecidas, en general, por la solidaridad espontánea y anónima que proveen a las brigadas de implementos de primera necesidad, tales como gasas, sueros, alimento y ropa, son la urgente mediación entre la vida de unx manifestante y un centro hospitalario. Producto de este compromiso, muchxs integrantes de estas brigadas se han vistxs amendentradxs por el actuar despiadado de Carabineros, quiénes no han dudado en obstaculizar su acción humanitaria, bloqueando el paso de ambulancias, persiguiendo y apresando a voluntarixs, o atacando con perdigones, carros lanzagua, y lacrimógenas las zonas de atención médica. Situaciones como lxs afectadxs por pérdidas oculares, o las muertes de Abel Acuña y Cristian Valdebenito, enmarcadas en una política sistemática de violación a los derechos humanos ejercidas por el Estado, dan cuenta de un notorio aumento de la violencia represiva.

Principalmente, las brigadas de salud atienden a heridxs por impacto de perdigones, lacrimógenas, caídas, e, incluso, ataques de pánico. Para esto, muchas veces, han realizado talleres de primeros auxilios en la protesta que buscan reforzar conocimientos para un contexto de confrontación, enfocados, principalmente, en tratamientos de hemorragia, heridas de perdigones, inmovilizaciones, quemaduras, efectos de lacrimógenas y gas pimienta.

Considerando que las brigadas de salud han destacado por la presencia mayoritaria de mujeres, como revista Rebeldías consultamos a 7 brigadistas que actúan en dos importantes zonas de revuelta en la región metropolitana: Plaza Dignidad y Puente Alto. A continuación, presentamos los relatos de sus experiencias, en cuanto mujeres brigadistas de salud, marcadas por el recrudecimiento de las agresiones por parte de Fuerzas Especiales:

Amapola, comuna de Puente Alto.

¿Cómo se vincularon al trabajo de salud durante las manifestaciones?

Cada una salió por la necesidad de aportar desde nuestro saber a la calle. Nos fuimos identificando en la calle y uniendo hasta formar un grupo de 25 personas, en el cual más de la mitad somos mujeres.

¿Cuáles son sus motivaciones para involucrarse en una brigada de salud, entregando atención sanitaria y primeros auxilios?

La principal motivación es la de poder apoyar desde un lado de la trinchera a la revuelta social. Por otro lado, es mi área de formación y sentí que desde ahí podía aportar.

  ¿Qué opinión tienen respecto al actuar de las fuerzas represivas durante las protestas?

No me sorprende, pero lamentablemente estamos ya cruzando un límite que tiene que ver con las agresiones a personal voluntarix de salud, a las detenciones de manifestantes mientras éstos reciben primeros auxilios o son atendidxs en centros asistenciales. Todo esto atentando con los tratados internacionales, donde Chile ha firmado y ratificado los acuerdos. La violación a los DDHH ha sido sistemática.

Cuál ha sido su experiencia, en cuanto mujeres, en las manifestaciones, durante la entrega de primeros auxilios, y posterior a ello?

En mi experiencia, las mujeres han sido las que lideran estos espacios, formando instancias horizontales mixtas. Acá los roles se distribuyen en escuderas, sanitarias, auxiliares y rociadoras. No hay roles ligados al género, nos distribuimos según disponibilidad de personas y comodidad de cada unx.

 ¿Han visto obstaculizado su actuar por la presencia de Carabineros? Considerando casos como el de Mauricio Fredes, Abel Acuña, o la violencia ejercida contra la brigada de salud de Cascos Rojos.

Lamentablemente sí. Hemos visto dificultado nuestro actuar y carabineros nos ha lanzado directamente gases lacrimógenos, como consta en algunos videos que hemos subido a redes sociales. Actualmente en nuestra comuna, las manifestaciones se disuaden con gases y hemos sido cercadxs por carabineros para evitar nuestro desplazamiento y socorrer a personas. Por otro lado, el día martes 18 de febrero, mientras regresábamos a nuestros hogares nos encontramos con una persona herida en la calle producto de un arma blanca. La situación en el sector estaba complicada debido a las manifestaciones, por lo cual nuestro equipo solicitó ayuda al 131 sin éxito, y luego a carabineros, quienes no tomaron en cuenta nuestra solicitud. Lamentablemente la persona falleció por la gravedad de su lesión y la tardía respuesta.

¿Cómo evalúan la situación de lxs heridxs en las protestas?

Esto ha ido mutando en la comuna, teniendo desde el comienzo de la revuelta gran cantidad de heridxs por perdigones. Actualmente, las personas con este tipo de lesiones son las menos, tenemos mas bien personas afectadas por los gases a quienes debemos sacar de la zona donde está la nube y llevar al SAPU en caso de gran afectación de las vías aéreas o ataques por gas pimienta.

¿Qué perspectiva de resolución ven para el actual conflicto?

Es complejo, porque en nuestra comuna la violencia ha ido escalando, por lo cual cuesta ver una salida. No creo que con el plebiscito esto se “suavice”, por lo que no sabría responder esta pregunta.

¿Existe coordinación con otras brigadas de salud, ya sea en Santiago o en regiones? Teniendo en cuenta, por ejemplo, el encuentro que hubo de brigadas de salud el domingo 16 de febrero.

Si, precisamente nosotrxs participamos de esta instancia y desde ese espacio hemos ido coordinando comunicados, solidaridad y participación conjunta. Antes de esto, cada vez que solicitamos ayuda a las brigadas de Plaza Dignidad, nos la brindaron con insumos, en ese sentido no tengo nada que reclamar.

 Como brigadistas de salud se encuentran expuestas a exigentes condiciones.  ¿Existe algún espacio o momento de acompañamiento entre ustedes mismas y mismes para el cuidado de su salud mental?

Ha sido un tema el autocuidado, porque somos exigentes también con dar todo de nosotrxs. Pero, últimamente, hemos tratado de construir un espacio de autocuidado relacionado a la salud mental, de dialogo grupal y desahogo. Por otro lado, la regulación del grupo es esencial, donde estamos cada unx vinculado con lxs otrxs, por lo cual también atentxs a cambios en cada unx y a cambios propios.

¿Cómo ha sido la recepción de la gente?

Super buena. La gente nos percibe como un 3ero imparcial en esto, cuando también les brindamos apoyo a ellxs auxiliándolos, guiándolos para tomar locomoción cuando el tránsito es desviado, etc.

***

10-1-1024x683.jpg

Zona Plaza Dignidad, desde metro Salvador hasta Ramón Corbalán.

¿Cómo se vincularon al trabajo de salud durante las manifestaciones?

A partir del 18 de octubre, y días posteriores al estallido, asistí mayoritariamente a las manifestaciones como público. Sin embargo, no sentía que fuese un aporte el solo asistir, por lo que distintas comisiones en la universidad donde estudio se reunieron con la finalidad de ser partícipes activos en la protesta y donde nació la brigada de primeros auxilios. Pero, principalmente amigxs que asisten me motivaron también a unirme.

¿Cuáles son sus motivaciones para involucrarse en una brigada de salud, entregando atención médica y primeros auxilios?

Personalmente, siento gran empatía y vocación por el trabajo voluntario en pos de ayudar y asistir a quienes más lo requieran dentro de la protesta. Sin embargo, como todo voluntariado, los materiales suelen ser escasos, por lo que esta situación lleva a situarnos desde la precariedad y la falta de recursos, lo que no nos limita para asistir, sino más bien nos invita a poner a disposición nuestro ingenio y saber sobrellevar de mejor manera situaciones de emergencia social.

¿Qué opinión tienen respecto al actuar de las fuerzas represivas durante las protestas?

Horrible. Crecí con la historia contada sobre el 73, y ello me inhabilitaba para dar una opinión, o postura al respecto porque “yo no lo viví”. Sin embargo, lo que hoy vivimos no esta tan lejano a esos tiempos, sobre todo cómo la represión y los castigos se han hecho visible gracias a que en estos tiempos existen recursos que nos ayudan a visibilizar (tanto en video y en foto) los saltos de protocolos con los que actúan la miserable policía chilena.

¿Cuál ha sido su experiencia, en cuanto mujeres, en las manifestaciones, durante la entrega de primeros auxilios, y posterior a ello?

Gratificante. Principalmente por la entrega, tanto de convicción, cuerpo, mente y todo lo que nos compone. Ha habido momentos de angustia, de hecho, constantemente lo estamos, pero ello no impide que cesemos con esta labor que nació bajo convicciones humanas y políticas.

¿Han visto obstaculizado su actuar por la presencia de Carabineros? Considerando casos como el de Mauricio Fredes, Abel Acuña, o la violencia ejercida contra la brigada de salud de Cascos Rojos.

Y sí. Constantemente la fuerza policial y represiva no mide límites y sentido común. A ellxs no les importa si hay personas heridas que hay que trasladar o si se está haciendo curaciones o conteniendo, mayoritariamente, en el punto. Ellxs actúan sin consentimiento y les encanta hacerse visibles, porque ellxs tienen las armas y nosotrxs no.

¿Cómo evalúan la situación de lxs heridxs en las protestas?

Dependiendo de la gravedad de la situación. Hay casos donde solo se necesita curación de alguna herida y queda listx para volver a la manifestación, como también hay casos donde son trasladadxs al punto fijo para una intervención más especializada. Es por esto que la brigada la componemos personas de distintas áreas donde se evalúa los casos haciendo más integro el trabajo in situ.

¿Qué perspectiva de resolución ven para el actual conflicto?

Al menos, yo creo que esto no terminará pronto y menos de la mejor forma. Existe mucha incertidumbre sobre las decisiones que se tomarán, pero mientras no sea destituido el presidente y no se elimine la institución nefasta como es la de carabineros, seguirán habiendo heridxs, mutiladxs, desaparecidxs, torturadxs y muertxs.

¿Existe coordinación con otras brigadas de salud, ya sea en Santiago o en regiones? Teniendo en cuenta, por ejemplo, el encuentro que hubo de brigadas de salud el domingo 16 de febrero.

Intentamos estar conectados con otras brigadas que coincidan con el pensamiento y postura de nuestra brigada. Son pocas, pero si las hay, entendiendo que el trabajo colaborativo es esencial para el trabajo en la calle.

Como brigadistas de salud se encuentran expuestas a exigentes condiciones.  ¿Existe algún espacio o momento de acompañamiento entre ustedes mismas y mismes para el cuidado de su salud mental?

La verdad es que los espacios para el autocuidado son limitados. Sin embargo, al término de cada jornada intentamos conversar, sacar afuera la jornada, escucharnos. Sabemos que no es suficiente, pero al menos se intenta darle palabra y contenido a todo lo que estamos viviendo.

¿Cómo ha sido la recepción de la gente?

Muy buena. Las personas, en general, son muy agradecidas de la labor que hacemos tanto en el punto fijo como en rescate. También colaboran con insumos, alimentos, incluso con gritos de ánimo cuando más se necesitan.

***

Zona Plaza Dignidad, desde metro Salvador hasta Ramón Corbalán.

¿Cómo se vincularon al trabajo de salud durante las manifestaciones?

Me acerqué voluntariamente al punto de salud de una brigada y me ofrecí para participar.

¿Cuáles son sus motivaciones para involucrarse en una brigada de salud, entregando atención médica y primeros auxilios?

Compartir mis habilidades clínicas con personas con necesidad de atención médica y que probablemente no van a ser atendidos en los servicios de salud; es mi forma de apoyar el movimiento y a la resistencia.

¿Qué opinión tienen respecto al actuar de las fuerzas represivas durante las protestas?

Tienen un actuar excesivo, desmedido, desastroso, no hay criterio. La institución de carabineros es una vergüenza y está en una crisis profunda. Quienes la conforman no tienen una formación mínima ni educación.

¿Cuál ha sido su experiencia, en cuanto mujeres, en las manifestaciones, durante la entrega de primeros auxilios, y posterior a ello?

Ha sido una de las experiencias más gratificantes y enriquecedoras que he tenido. Estar rodeada con voluntarios motivados por la convicción y solidaridad ha sido un honor.

¿Han visto obstaculizado su actuar por la presencia de Carabineros? Considerando casos como el de Mauricio Fredes, Abel Acuña, o la violencia ejercida contra la brigada de salud de Cascos Rojos.

Si, carabineros atacó directamente a personas de la brigada donde participo, y una vez llegó muy cerca del punto fijo apuntando a dispararnos directamente. Los escudos de los rescatistas están llenos de marcas de perdigones y lacrimógenas.

¿Cómo evalúan la situación de lxs heridxs en las protestas?

El personal de salud del equipo de rescatistas es el encargado de realizar tratamiento en la zona de conflicto cuando se trata de lesiones leves, pero cuando hay heridos de mayor gravedad se trasladan al punto de salud donde hay camilla e insumos médicos para otorgar tratamiento quirúrgico de baja a mediana complejidad. Las heridas graves se trasladan al hospital.

¿Qué perspectiva de resolución ven para el actual conflicto?

Veo la resolución en la legislación de demandas sociales urgentes, personalmente creo que preocuparse por los niños del SENAME y el sistema de pensiones de los ancianos sería un gesto político que calmaría las cosas. También la renuncia del presidente.

¿Existe coordinación con otras brigadas de salud, ya sea en Santiago o en regiones? Teniendo en cuenta, por ejemplo, el encuentro que hubo de brigadas de salud el domingo 16 de febrero.

Existe buena comunicación y cooperación con algunas brigadas, pero no coordinación.

Como brigadistas de salud se encuentran expuestas a exigentes condiciones.  ¿Existe algún espacio o momento de acompañamiento entre ustedes mismas y mismes para el cuidado de su salud mental?

Si existen momentos de acompañamiento. Tenemos la suerte de tener muchos psicólogos en nuestra brigada y gente hermosa que hace todo más ameno.

¿Cómo ha sido la recepción de la gente?

Agradecimiento y aplausos. Nos apoyan y nos quieren mucho, y nosotros a ellos.

***

Zona Plaza Dignidad, desde metro Salvador hasta Ramón Corbalán.

¿Cómo se vincularon al trabajo de salud durante las manifestaciones?

Luego de que un compañero de la universidad sufriera la mutilación de ambos ojos, como compañeres decidimos hacer algo con respecto a las movilizaciones. Dentro de ese espacio, se crearon diferentes comisiones con el fin de abarcar las diferentes problemáticas que emergieron de la revuelta. Una de ellas fue la seguridad de las personas que iban (y van) a manifestarse, ya que desde ese entonces la violencia y la brutalidad de las prácticas de FFEE estaban dañando severamente a las personas que se encontraban por los alrededores de plaza dignidad.

¿Cuáles son sus motivaciones para involucrarse en una brigada de salud, entregando atención médica y primeros auxilios?

Entregar asistencia médica era una de las primeras necesidades que se pudieron observar dentro de esta comisión, al igual que la asistencia de primeros auxilios psicológicos y la orientación jurídica, entregar primeros auxilios físicos era una demanda de primera necesidad. Las personas que se manifestaban y por sobre todo las personas que estaban (y están) en primera línea eran las más afectadas físicamente y, entendiendo que gracias a elles teníamos espacio para manifestarnos, es que sentí la necesidad de aportar a su bienestar físico, aun cuando no tenía experiencia en esa área. Para ello, debimos asistir a capacitaciones y aprender en el camino con las personas que nos compartieron sus conocimientos en este ámbito.

¿Qué opinión tienen respecto al actuar de las fuerzas represivas durante las protestas?

El actuar de las FFEE ha sido pésimo, si bien son hijos e hijas sanas de este sistema, la brutalidad y la violencia con la que actúan no se puede comprender desde una esfera humana. Han sido moldeados para seguir órdenes, no importando cuales son y cómo se llevan a cabo. Entiendo que se relacionan diferentes aristas con respecto a esta problemática; la primera es la baja o nula capacidad de cuestionar el sistema actual en general, y el sistema dentro de su misma institución y, por otro lado, el tener beneficios o privilegios que no tienen los y las demás trabajadoras y personas que componen el resto del tejido social, como, por ejemplo, el acceso a salud, vivienda y regalías de diferente índole que solo las fuerzas armadas tienen. Esto, hace que no puedan comprender o empatizar con las demandas sociales, la brutalidad muestra que quieren mantener el sistema tal como está, y con el patriotismo de su lado no cuestionan nada. Además, hay que sumar que muchos pacos tienen rasgos derechamente psicopáticos, es decir, disfrutan hacer daño y el dolor ajeno, no son capaces de empatizar, ni tampoco dar cuenta del resultado de sus acciones. En resumen, aunque no se puede esperar mucho de ellos y ellas, aun así, sorprende el nivel de estupidez y agresión.

¿Cuál ha sido su experiencia, en cuanto mujeres, en las manifestaciones, durante la entrega de primeros auxilios, y posterior a ello?

La experiencia como mujer dentro de las manifestaciones, en general, ha sido buena, en cuanto a la entrega de primeros auxilios y la organización de esta ha sido diferente. Al comienzo, sentía la subvaloración de nuestras y mi opinión con respecto a hombres que eran nuestros compañeros. También en terreno, al comienzo sentí la subestimación de mis compañeros, posicionándose como los encargados de protegerme y darme órdenes de cómo debía actuar y realizar mi trabajo dentro de la brigada. Para detener esta situación tuve que plantearles directamente a los hombres que ejercieron conductas sobreprotectoras que dejaran de hacerlo, si bien, no todos se lo tomaban bien, poco a poco fueron dándome espacio para desarrollarme.

Luego, cuando comencé a coordinar un grupo de rescatistas, los hombres eran los que menos me escuchaban, si decía algo, hacían caso omiso de lo que decía y actuaban por sí solos. Algo que en muchas ocasiones puso en peligro al grupo y también bajaba el ánimo de mis compañeras que veían cómo ellos no eran capaces de recibir órdenes de una mujer.

Hoy en día es diferente, los hombres que no pudieron entrar en la lógica horizontal se fueron yendo poco a poco, y los demás comprendieron que no debían hacerlo, esto, gracias al trabajo que nosotras hicimos dentro del grupo, ya que ese espacio no lo tendríamos ganado si es que no hubiéramos hecho algo. El trabajo fue día a día y dentro de todas las esferas en las que un macho puede violentar a la mujer o disidencias dentro de nuestro grupo.

¿Han visto obstaculizado su actuar por la presencia de Carabineros? Considerando casos como el de Mauricio Fredes, Abel Acuña, o la violencia ejercida contra la brigada de salud de Cascos Rojos.

Si, muchas veces hemos visto obstaculizado nuestro trabajo gracias a FFEE, al atender a heridos en plena plaza dignidad estamos expuestos y expuestas a la represión de los pacos. Desde agua del guanaco, gases que no dejan respirar y que queman, hasta golpizas directas hacia mí y mis compañeres, Todos los días vivimos una situación en que la presencia de los pacos no deja que podamos actuar tranquilamente atendiendo personas heridas, y las insinuaciones de golpes de ellos hacia nosotres la vivimos día a día.

¿Cómo evalúan la situación de lxs heridxs en las protestas?

La situación de las personas heridas en las protestas son las peores, si bien algunos gases no son tan potentes como otros, el hecho de sentir malestar proporcionado por FFEE, por manifestarnos, ya es una condición pésima. Los gases pueden ser uno de los malestares menos visibles por ahora, pero no sabemos lo que pasará con nuestra salud en unos años más por haber estado expuestes a esa toxicidad. Por otro lado, las heridas visibles que reciben las personas que se manifiestan son de toda índole, desde una quemadura, luxaciones, extremidades rotas, cabeza con heridas profundas, perdigones por todo el cuerpo, balines por todo el cuerpo, etc.

La situación de las personas heridas es terrible, ya que el contexto no permite que sean evaluadas de manera integral, y elles, no asistirán a los servicios de salud si es que empeora su situación, y esta es una de las motivaciones que tenemos para entregar un servicio lo más completo posible para elles.

¿Qué perspectiva de resolución ven para el actual conflicto?

Para el conflicto actual, la única forma de resolución es que se escuchen las demandas colectivas, primero que renuncie Piñera y todo su gabinete. Que se le entregue por sobre todo el poder a los territorios, ya que de esta manera es que podremos visibilizar las necesidades reales de cada persona que vive en Chile. Para esto, una nueva constitución puede ayudar a generar una base en la que las personas se sientan seguras y apoyadas en su vida, tomando en cuenta el cuidado de nuestro planeta y los demás animales. Si bien la idea de Estado no es muy alentadora, por ahora, intentar que todos y todas las representantes de este, sean personas nuevas y que hayan tenido trabajo activo en sus territorios, es decir, que ni un político que ahora está a cargo pueda volver a trabajar en un cargo público, necesitamos personas que vivan nuestra realidad y no se solapen a las decisiones o necesidades de la clase empresarial, la cual devastó nuestra vida y nuestro hábitat.

¿Existe coordinación con otras brigadas de salud, ya sea en Santiago o en regiones? Teniendo en cuenta, por ejemplo, el encuentro que hubo de brigadas de salud el domingo 16 de febrero

Las coordinaciones con otras brigadas se han presentado desde el día uno, si bien hasta ahora nosotres no hemos participado y no necesitamos unirnos a una brigada, el trabajo colaborativo entre las diferentes brigadas ha sido una de las características que han potenciado nuestro trabajo. Hasta ahora, la autonomía de las brigadas no se ha tocado, pero si hemos trabajado en conjunto y nos hemos apoyado mutuamente, ya sea desde comida, conocimientos, hasta compartir insumos médicos.

Como brigadistas de salud se encuentran expuestas a exigentes condiciones.  ¿Existe algún espacio o momento de acompañamiento entre ustedes mismas y mismes para el cuidado de su salud mental?

Por el momento no existe una instancia profesional que se encargue de eso. Entre nosotres mismes hemos ido creando espacios para soltar la tensión luego de terminar el día como brigadistas. Por el momento, se están gestionando instancias y hablando con profesionales fuera de la brigada que pueden otorgar el cuidado psicológico y emocional con respecto a nuestro trabajo.

¿Cómo ha sido la recepción de la gente?

La recepción de la gente es lo que me parece que nos mantiene de pie trabajando en esto, sabemos que hay mucha gente que necesita de nuestra labor y también mucha gente que agradece lo que hacemos. Esto se refleja en los arengazos y aplausos que nos dan en la calle, regalitos como comidas, bebidas, cigarros, etc. Además de las donaciones médicas que nos entregan, esto es un claro ejemplo de que apoyan nuestra labor y quieren que sigamos aportando con nuestro quehacer y saber. Definitivamente, la confianza y el cariño que nos entrega la gente me mantiene firme y feliz en esta labor.

***

Zona Plaza Dignidad, desde metro Salvador hasta Ramón Corbalán.

¿Cómo se vincularon al trabajo de salud durante las manifestaciones?

Sentí la necesidad política y estomacal de atender a heridxs desde antes de unirme a la brigada, primero comencé por mi cuenta en plaza dignidad y con escasos materiales. Unos días después del estallido recibí la invitación desde un amigo para pertenecer a la brigada y decidí participar como rescatista en calle. Ahora salgo junto a un aquipo de 8 personas minimo y somos de gran aporte a la protesta.

¿Cuáles son sus motivaciones para involucrarse en una brigada de salud, entregando atención médica y primeros auxilios?

Es una motivación que ni siquiera puedo describir aún. Así que ya no me esfuerzo en intentar explicarlo. Evidentemente los motivos son políticos, pero son tan diversos y son tantos y tan vivos que no podría ordenar la idea todavía.  Creo que en resumen pretendo prolongar todo esto por el mayor tiempo posible, es necesario curar las heridas para eso.

¿Qué opinión tienen respecto al actuar de las fuerzas represivas durante las protestas?

La policía chilena es violenta y no tiene ni la más pequeña cuota de reflexión entre sus filas.

¿Cuál ha sido su experiencia, en cuanto mujeres, en las manifestaciones, durante la entrega de primeros auxilios, y posterior a ello?

Nacer con vagina te limita social y políticamente desde el nacimiento, para muchas y muches este momento a resultado también como un impulso personal para romper grandes y pequeños limites frente a distintas acciones. Las mujeres y disidencias en las manifestaciones son hoy una cantidad impresionante y el número de brigadistas y brigadistes también es importante, todo es diferente en la política y sus situaciones cuando estamos participando todes. Nos cuidamos mucho entre nosotras y nosotres.

 ¿Han visto obstaculizado su actuar por la presencia de Carabineros? Considerando casos como el de Mauricio Fredes, Abel Acuña, o la violencia ejercida contra la brigada de salud de Cascos Rojos.

Nos han golpeado e intimidados, nos han lanzado agua directamente con el chorro, nos han disparado y lanzado lacrimógenas. No les importa que asistamos algún heridx o si traslademos un desmayo, si te pueden golpear, te van a golpear.

¿Cómo evalúan la situación de lxs heridxs en las protestas?

Aumenta en su gravedad y en su cantidad, el problema real es que nos hemos (brigadistas y manifestantes) adecuado a la violencia, la hemos normalizado. Lo que pasa en dignidad es horrible siempre y debemos intentar no olvidarlo.

¿Qué perspectiva de resolución ven para el actual conflicto?

La verdad es que no lo tengo claro.

¿Existe coordinación con otras brigadas de salud, ya sea en Santiago o en regiones? Teniendo en cuenta, por ejemplo, el encuentro que hubo de brigadas de salud el domingo 16 de febrero.

Existe comunicación entre las brigadas y un cierto compañerismo espontaneo por la labor que realizamos en común, pero no existe una coordinación importante. No todas las brigadas tienen la misma “filosofía”, por llamarle así.

Como brigadistas de salud se encuentran expuestas a exigentes condiciones. ¿Existe algún espacio o momento de acompañamiento entre ustedes mismas y mismes para el cuidado de su salud mental?

Luego del turno intentamos conversar un rato, compartir un cigarro. Es difícil bajar a la realidad cuando cae la noche y desmontamos el punto. Sabemos que nunca es suficiente y que mientras nos vamos tipo 11 de la noche, aun sucede algo en alguna parte del centro. Es complicado desconectarse, pero lo intentamos.

¿Cómo ha sido la recepción de la gente?

La gente nos quiere mucho y eso es divertido, se siente bien que las personas entiendan nuestra función, que es prestar ayuda al pueblo frente a la violencia policial y del estado. La gente sabe todo eso, lo tiene claro y lo demuestra. Nos ayudan con insumos y aportes de dinero de forma espontánea, nos gritan frases de apoyo y cuando hemos necesitado ayudar para traslado no dudan en prestar una mano. El trabajo en equipo y la confianza ciega en otrxs es estremecedor.

***

Zona Plaza Dignidad, desde metro Salvador hasta Ramón Corbalán.

¿Cómo se vincularon al trabajo de salud durante las manifestaciones?

De primera instancia de manera autodidacta y con la simple idea de ayudar a los demás, en concreto, ya que siempre hay muchos heridos en las manifestaciones. Ya después con el contacto de un amigo ingrese a la brigada. Y ha sido una experiencia muy gratificante y puramente honesta.

¿Cuáles son sus motivaciones para involucrarse en una brigada de salud, entregando atención médica y primeros auxilios?

Me motiva el poder ayudar con lo que se y he aprendido durante mi vida y sobre todo en este tiempo. El poder acompañar y socorrer a los compañerxs en estos momentos y ver como ellos confían en ti es de las experiencias más sinceras y gratificadoras de mi vida. Es muy emocionante ser útil en algo que es tan importante y concreto.

¿Qué opinión tienen respecto al actuar de las fuerzas represivas durante las protestas?

El abuso de fuerzas especiales es severo, violento y con goces de impunidad. Se han conocido múltiples casos de fuerte represión, violaciones a mujeres, atropellos múltiples, mutilación, tortura y asesinato. Ya son instituciones que perdieron todo el respeto y validación del pueblo chileno y ya no les queda más que humillarse y a nosotros ver como se los lleva el viento.

 ¿Cómo evalúan la situación de lxs heridxs en las protestas?

Me parecen severamente graves sobre todo por la impunidad que tiene carabineros al respecto, que no se detienen en su hipócrita violencia y no reconocen sus acciones.

También creo que el desconocimiento de mucha gente que solo ve la televisión para informarse de lo que está pasando y no sabe lo que realmente pasa; es grave. Ya sea porque no van a esos lados o porque simplemente no quieren saber o ver cosas que no quieren.

Es degenerado y violento todo lo que sucede con los heridos en las manifestaciones, es muy doloroso ver como violan los derechos humanos y reprimen las expresiones sinceras del pueblo.  Hay muchos heridos siempre, todos los días en todo el país y eso no se sabe cómo va a acabar y quizás eso es lo más desolador.

¿Cómo ha sido la recepción de la gente?

La recepción de la gente es hermosa, hay muchas personas que nos han ayudado a lo largo de estos meses y estamos más que agradecidos de todo el apoyo y enorme cariño que nos dan.  Y los heridos siempre son agradecidos con nosotros. Es una relación de confianza mutua, cada uno ve el aguante en el otro; ese otro que te saca de donde estas para mostrarte algo y sanarlo juntes. Es compañerismo y amor por lo que no conocías y justamente ahora por eso, es que ya confiamos más en los demás. Y eso es hermoso.

***

Zona Plaza Dignidad, desde metro Salvador hasta Ramón Corbalán.

¿Cómo se vincularon al trabajo de salud durante las manifestaciones?

Debido a lo ocurrido con Gustavo Gatica, pues somos compañeros de la misma escuela de psicología, por lo que nació la iniciativa desde la escuela de participar en el movimiento social de otra forma como lo es una brigada de primeros auxilios, para lo cual nos comenzamos a capacitar yo buscar apoyo de más personal del área de la salud.

¿Cuáles son sus motivaciones para involucrarse en una brigada de salud, entregando atención médica y primeros auxilios?

Un deber moral, siento que, teniendo las condiciones físicas, el conocimiento, el temple y el tiempo, no estar no se siente correcto, porque si bien no podemos gritar, tirar piedras, saltar y protestar, es otra forma de estar ahí que también es necesaria, y siento que, teniendo las condiciones arriba mencionadas, no podría inventar una excusa válida para no hacerlo.

¿Qué opinión tienen respecto al actuar de las fuerzas represivas durante las protestas?

Uff, difícil poder expresar tanta rabia y tanto odio de forma articulada y coherente, pero si es una opinión, es la peor, creo que han marcado a toda una generación (o dos) con un odio y repudio hacia ellos como institución que no van a lavar con nada, nos vamos a morir odiando a los pacos y nunca les vamos a perdonar lo que han hecho, la falta de humanidad con la que han actuado, la violencia, la tortura, la mutilación. Lo único que le queda a esa nefasta institución es hacerse un harakiri y desaparecer.

¿Cuál ha sido su experiencia, en cuanto mujeres, en las manifestaciones, durante la entrega de primeros auxilios, y posterior a ello?

Justo da la casualidad de que nuestra brigada está compuesta por gran mayoría de mujeres, y me he podido dar cuenta de lo fuertes que son, el aguante que tienen, que si bien lo conocía de cerca en otros ámbitos de la vida, en este contexto más “de guerra” por decirlo de alguna forma, generalmente más asociado a la masculinidad han sido las más fuertes, las más calmadas, rápidas y aguerridas, algo que me ha gustado mucho descubrir en conjunto a ellas. Y respecto al momento de andar de rescatistas en la calle, no mucho la verdad, pues nuestra indumentaria hace que no se distinga mucho quién está detrás de ella, y el apoyo de la gente es indistinto de si somos mujeres u hombres.

¿Han visto obstaculizado su actuar por la presencia de Carabineros? Considerando casos como el de Mauricio Fredes, Abel Acuña, o la violencia ejercida contra la brigada de salud de Cascos Rojos.

En general no, han sido más casos puntuales donde hay menos ojos mirando cuando han aprovechado de boicotear la labor de las Brigadas de primeros auxilios.

¿Cómo evalúan la situación de lxs heridxs en las protestas?

Creo que lo que más me hace sentido es cuando se habló de crisis sanitaria, pues es impensado hace un año atrás tener la cantidad de heridos que hay actualmente en un contexto de marchas por justicia social.

¿Qué perspectiva de resolución ven para el actual conflicto?

Para el gobierno, que cedan en el tema de las pensiones, con eso creo que se podría calmar un poco las protestas, para nosotros, la gente, no veo mucha solución la verdad, quiero pensar positivo y esperar que con una nueva constitución podremos avanzar a cambiar leyes históricas que nos han tenido sometidos al empresariado y un capitalismo absurdo y brutal.

¿Existe coordinación con otras brigadas de salud, ya sea en Santiago o en regiones? Teniendo en cuenta, por ejemplo, el encuentro que hubo de brigadas de salud el domingo 16 de febrero.

Siempre hemos estado comunicados, en constante revisión de casos y protocolos.

 Como brigadistas de salud se encuentran expuestas a exigentes condiciones.  ¿Existe algún espacio o momento de acompañamiento entre ustedes mismas y mismes para el cuidado de su salud mental?

Siempre hemos hablado de que es necesario, pero la verdad es que no ha dado el tiempo, pues entre las marchas y que tenemos vidas ocupadas en el resto del tiempo, no se ha dado la oportunidad.

¿Cómo ha sido la recepción de la gente?

Siempre positiva, gracias a la gente y sus aportes es que podemos existir y apoyar desde nuestra trinchera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s